Lolita y nazismo

Recientemente la polémica ha surgido en torno a una nueva colección militar de Metamorphose. Hay que aclarar ciertos puntos con respecto a ésta encarnecida lucha que algunos sostienen para que podamos hacernos una opinión objetiva y no sensacionalista:

1-Japón se siente, y siempre lo ha hecho, muy orgulloso de su potencia militar; ésta colección no está inspirada en los uniformes nazis, sino en los propios uniformes del Ejército nipón de aquella época. Para los japoneses la bomba atómica fué un ultraje, fué el inicio de su apertura al mundo exterior debido a los tratados que tuvo que firmar para EEUU y que influyeron mucho en su población. De hecho hay muchas otras estéticas underground aparte del Lolita que toman los elementos militares como inspiración (véase el Visual).

2-El Águila no es un símbolo nazi. Se empleaba en Egipto y en la India (Garuda) como elemento que representa al Sol, al Ser que ha trascendido sus instintos primarios sublimándose. Se empleó por primera vez como símbolo del Imperialismo en la Legión Romana, y de ahí pasó a los Escudos Familiares de las Casas Reales de Alemania, Austria y Rusia; y hoy en día es un icono que se emplea mucho en EEUU

3-Un argumento que han usado en su contra es la esvástica. En el gorro no hay ninguna esvástica, es sólo la "M" de "Metamorphose" con el rabillo alargado y rodeándola por debajo.


Y ahora un poco de historia
Japón no se unió a Alemania porque estuviera a favor de los ideales ultraderechistas en los que derivó el Partido NacionalSocialista, se unió a ellos en 1er lugar porque en 1931 comenzó la Invasión a Manchuria, provincia de China, que a los Japoneses siempre les interesó controlar debido a la producción de arroz (a lo largo de la historia China y Japón siempre han tenido sus trifulcas por el mismo motivo); y en 2º lugar porque le interesaba quitarse de en medio a los Americanos para así tener control total del Pacífico y de las actividades que en el mismo se realizasen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario