¿Si no eres guapa, no puedes ser Lolita?

Para algunas personas parece que sí, que si no tienes una piel blanca de porcelana impoluta y el rostro compensado, sin ningún tipo de impurezas no puedes ser Lolita.

¿En qué mundo vivimos, Señores? Porque que yo sepa, en el Victoriano todas las mujeres tenían derecho a vestir a la moda aunque no fueran guapas. Por el hecho de no ser agraciado/a no significa que hayan de discriminarte, y menos tus compatriotas.

En vez de mirar a los demás, deberiamos mirarnos al espejo; pero no al del baño o al del tocador, sino al espejo de nuestra alma.
La belleza exterior es algo que se puede conseguir con distintos métodos más o menos agresivos (desde las cremas exfoliantes a directamente la cirugía) pero ¿Y la belleza interior, esa que poseen las Lolitas equilibradas que tienen los pies en la Tierra y el espíritu en el Cielo? Ése tipo de belleza es lo que debe preocuparnos; es la que debemos desarrollar por encima de todo.

Una persona, por muy hermosa que sea, si tiene un alma corrupta, critica a los demás sin motivo sólo porque considera que es superior, o no cultiva la filosofía ni las artes, inevitablemente proyectará una imágen horrenda y pérfida y de nada le servirá el ser hermosa.

Entended esto, lolitas del mundo: Todo lo que hagáis os será devuelto triplicado; ésta es una gran verdad kármica, dicha de muchas maneras en muchas religiones distintas. Si en vez de criticar instantáneamente a una persona poco agraciada os molestáis en darle algunos consejos, seréis recompensadas. Tal vez os suene a propaganda hindú, pero realmente es así. Pensad en ello la próxima vez que alguien puje por encima vuestro para el vestido de vuestros sueños en YahooJapan, o la próxima vez que cuando vayáis a comprar el nuevo print, se haya agotado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario