Lavado y cuidado del cabello en el Siglo XIX

Sé que es un poco largo; pero si ahora no podéis, en cuanto tengáis un ratito leedlo; porque es para reflexionar si de tan "higiénicas" que somos estamos destrozando nuestro pelo...

Traducción de Calantheandthenightingale, posteado originalmente por LydiaJoyce


El lavado del cabello es algo acerca de lo que casi todos los escritores, de novela romántica o no, se equivoca. ¿Cuántas veces has leído una historia en la que la heroína se hunde graciosamente en una jabonosa bañera y se frota el cabello-o incluso peor, se lo apila sobre la cabeza para lavarlo? O has revisionado Manor House y otras “series históricas” de la BBC, en las que la gente de hoy se destruye el cabello usando recetas históricas para el lavado del cabello?

Las mujeres de aquella época mantenían su cabello limpio, pero esto no significa que lo lavasen directamente muy a menudo. Aquellas que tenían increíbles dificultades manejando su cabello solían usar un peluquero para ayudarlas a lavar, cortar y chamuscar (¡Si, chamuscar!) su cabello tan a menudo como una vez al mes, pero para la mayoría de las mujeres, el lavado capilar era una actividad, como mucho estacional.

“¿Por qué?” te preguntaras. ¿No era su pelo fino, oloroso y desagradable?”.
Y los escritores que abrazan la ignorancia como una medalla de honor dirán: “Bueno, eso solo prueba que la gente solía ser bruta y sucia, y es el por qué nunca me molesto en ser históricamente correcto!”.

Y entonces tengo que controlarme para no pegarles…

La razón por la que el cabello era raramente lavado se debe a la naturaleza del jabón en contra de los champúes modernos. Los jabones se hacen con base de lejía y son alcalinos. El cabello y los champúes son ácidos. Lavar el cabello con jabón lo vuelve seco, frágil y enredado. El pelo de los hombres era suficientemente corto y cortado suficientemente a menudo que usar jabón no lo dañaba tanto y los aceites naturales del cuero cabelludo lo podían re-hidratar bastante fácilmente incluso tras el tratamiento mas duro, pero de mayores cuando la media de longitud del cabello de la mujer era pasada la cintura, el jabón podía destruir su cabello en un tiempo bastante corto.

En su lugar, se usaban métodos indirectos de limpieza del cabello. Las mujeres lavaban sus cepillos diariamente, y el proverbio “100 cepilladas” se usaba para esparcir aceites acondicionadores desde la raíz a las puntas y para quitar el anterior o el exceso de aceite y suciedad. Esto requería más tiempo que el lavado moderno, y es uno de los motivos por los que el “buen cabello” era un marcador de clase. Las mujeres raramente llevaban el pelo suelto a menos que estuviese en proceso de peinarse, o a menos que estuvieran específicamente retratándolas. Por la noche, la mayoría se lo trenzaban para dormir.

El primer champú moderno fue introducido en los años ’20. Los champúes limpian el cabello rápidamente y también eliminan los restos de productos de estilismo modernos, como laca y gel, pero el frecuente lavado capilar que se ha hecho usual deja los cabellos más largos frágiles incluso con las mejores fórmulas. (Desde 1940 a 1960 las mujeres se lavaban el cabello una vez a la semana, en el peluquero, donde era re-estilizado para la siguiente semana, ¡lavarse el cabello a diario o un día si otro no es una creación moderna!). Entonces entraron al mercado los acondicionadores. Muchas personas se preguntaron como podía una mujer tener un buen cabello antes de los acondicionadores, pero el uso de champúes hizo necesarios los acondicionadores; el uso de aceites hacía innecesarios los acondicionadores.
Adicionalmente, los aceites volvían el cabello mucho más manejable que el de muchas personas de hoy día, lo que hacía posible realizar peinados muy elaborados usando sólo peinetas y alfileres-sin clips modernos ni laca-para mantenerlos en su sitio.
Había productos como aceites para dar brillo y polvos diseñados para ayudar a cepillar la suciedad fuera del cabello.

Si a  una heroína le pasaba algo particularmente desagradable-como caer en un estanque o algo así-entonces debería lavarse el pelo, de cualquier modo. Esto se realizaría en una tina preparada para tal propósito (no en el baño) e incluiría disolver virutas de jabón en agua y combinarlo con cualquier otro producto deseado. Entonces una sirvienta lavaría el cabello mientras la joven estaba tumbada, ya sea hacia delante o hacia atrás para mojar y lavarle el pelo concienzudamente. El enjuagado es otro tema, el cabello NUNCA sería apilado sobre la cabeza.

Otros datos:
El peróxido de hidrógeno se usaba para decolorar el cabello desde 1867. Antes de eso, intentar decolorarlo con ceniza de sosa y luz solar era lo más que se podía hacer. La Henna fue extremadamente popular desde 1870 hasta 1890, especialmente para cubrir las canas, hasta tal punto que las canas se convirtieron en algo casi desaparecido en ciertos círculos sociales de la Inglaterra de la época. El rizado del cabello fué popular en el siglo XIX y se podía conseguir tanto enrollándolo con trapos o con tenazas calientes. Los bucles “sueltos” se conseguían con los trapos enrollados. Las tenazas calientes se usaban para hacer el flequillo rizado; pero el daño causado por el escaso control del calor que desprendían las tenazas calentadas al fuego era enorme, y muchas preferían no exponerse a tal daño.


6 comentarios:

  1. Muuuy interesante entrada!!!! La verdad es que estaas cosas sirven mucho para entender, aparte de la historia de como se vivía en otras épocas, el porqué la vida ha ido evolucionando hasta llegar a como estamos ahora.

    Si, las pelis y los libros tienen fallos garrafales solo para que quede más bonito ><!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué interesante! Había muchos datos que desconocía, me ha encantado leerlo <3
    Ay, los anacronismos del mundo literario y audiovisual... <3

    ResponderEliminar
  3. Que interesante *O*, es una pena no saber cuales eran sus cuidados y con que tipo de aceites hacían según que cosas porque tal vez a muchos nos evitaba el pasar pro un mal rato cuando el pelo se nos pone asquerosete con los champús xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí U_U supongo que dependerá del tipo de cabello y las propiedades de cada aceite ^^', pero para buscarlo en textos históricos nos podemos morir de asco xD

      Eliminar
  4. Estoy de acuerdo con el comentario de arriba... si supiera como lo hacian, me ponia hoy mismo a ello y tiraba mis champus.. pues me dejan el pelo asqueroso. Muy bonito recien lavado si, pero espera amañana...

    Que rabia... si es que todo es para sacarnos el dinero D:

    PD: muy interesante, sigue así!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi ahora el pelo corto no me da demasiado problema pero con pelo largo....esque es para darle el tratamiento que le daban entonces, porque si no no hay manera :S. La pena es esa, que nunca sabremos exactamente que productos y como los usaban

      Eliminar

Deja aquí tu comentario