El lenguaje del Abanico

Qué romántico cuando una dama le indica a su amante cómo proseguir, o las intenciones que le rondadn por la cabeza, simplemente con un movimiento determinado del abanico. A mí siempre me fascinó y tenía muchas ganas de aprender algo al respecto, aunque luego no se use ^^'

Extraído de Saber ser, saber estar por Montse Solé:
  • Levantar los cabellos de la frente con las caberas: No me olvides. Pienso en tí.
  • Abanicarse rápidamente: Te amo mucho.
  • Abanicarse despacio: Estoy casada.
  • Dejarlo caer: Te pertenezco.
  • Apoyar el extremo del abanico sobre el corazón: Te amo y sufro.
  • Contar las varillas: Deseo hablarte.
  • Dar un golpe sobre la mano izquierda: Ámame.
  • Tocar la palma de la mano con el abanico: Reflexiono si me convienes.
  • Cubrirse del Sol con el abanico: Eres muy feo.
  • Ponerse en el balcón con el abanico cerrado: Saldré.
  • Dejar el abanico en la ventana: No saldré.
  • Mirar las pinturas del abanico: Me gustas mucho.
  • Prestar el abanico al novio: Mal agüero.
  • Tomar el abanico del novio: Indiscrección.
  • Dar un golpe sobre un objeto: Estoy impaciente.
  • Pasar el abanico de una mano a otra: Estás mirando a otra.
  • Cerrar el abanico precipitadamente: Estoy celosa.
  • Cubrirse la cara con el abanico medio abierto: Ten cuidado, nos espían.
  • Pasar el abanico por los ojos: Lo siento.
  • Llevalro en la mano izquierda: Quiero conocerte.
  • Apoyar los labios en las caberas del abanico: No me fío.
  • Colocar el mango en los labios: Bésame.
  • Entregar el abanico a la madre: Te despido.

1 comentario:

  1. a saber la de cosas que he podido insinuar con el abanico un dia de calor y yo sin enterarme!!muy interesante
    www.belswan77.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario