Todo para tu mascarada (Parte I)

Desde siempre Halloween ha sido una fiesta celebrada por todos. Con sus distintos nombres y propiedades, siempre se la ha asociado con el misterio y lo desconocido, ¡Y en el Lolita no iba a ser para menos!

Originarias de la Venecia renacentista, se expandieron rápidamente por la alta sociedad de Europa como medio de que personajes públicos pudiesen asistir a las fiestas sin ser reconocidos, es un evento excepcional para realizar en la noche en la que “el velo entre el mundo de los vivos y los muertos se levanta” ¡En éste artículo encontraréis tutoriales e ideas para realizar en vuestra Bal masqué!

 Los elementos decorativos y la comida acorde a la temática son importantes, pero a menudo se centra el interés de la fiesta en éstas cosas en detrimento de actividades igualmente interesantes y temáticas, como por ejemplo ésta dinámica de grupo:

Un vampiro anda suelto 
Éste juego es muy divertido e inesperado, ya que debe ser absoluto secreto que se va a realizar hasta que los asistentes lleguen a la fiesta. Necesitarás:
  • Tantas pegatinas rojas (de cualquier forma y tamaño) como asistentes haya a la fiesta
  • Sobres (a gusto del consumidor) tantos como asistentes acudan a la fiesta.
  • Papel y bolígrafo. 
  • Creatividad 
  • Como extra: si queréis darle un toque "de pergamino" a la carta podéis usar café mezclado con agua y aplicar con un pincel.
-En primer lugar tomad el papel y el bolígrafo y preparaos a escribir una carta de bienvenida en la que expliquéis que hay un vampiro en la fiesta, y que éste vampiro tratará de convertir a todos los asistentes sin ser descubierto. Habrá un premio (que pueden ser chucherías o cualquier otra pequeña cosa) para quien pille al vampiro “in fraganti”. Hay que añadir también que la marca del vampiro es una pegatina roja colocada en un lugar visible de las víctimas. Puede ser algo así:

Bienvenidos seáis a la fiesta de máscaras; 
lamentablemente, nos ha sido notificado que hay un vampiro entre nosotros. 
Éste vampiro trata de convertirnos a todos en sus siervos, 
 y su marca es una pegatina roja siempre en un lugar visible del cuerpo de 
la víctima que la delata como propiedad del Vampiro. 
Se ofrece una recompensa para aquél que lo delate con pruebas fehacientes, 
es decir, que lo descubra en el momento mismo de la fechoría de transformar a otro de 
los invitados en esclavo de su voluntad. 
Suerte en vuestra aventura, y cuidaos de no caer bajo la influencia del Vampiro. 

-En una sola de las cartas de bienvenida deberéis incluir las pegatinas, y dos líneas que pueden decir así:

Tú eres la bestia que anda suelta, aquí tienes la marca del Vampiro, 
que deberás colocar en un lugar visible de la anatomía de tus víctimas sin ser descubierto. 
Si conviertes a todos los invitados en tus esclavos, la recompensa será para ti, 
pero cuídate de ser descubierto, pues serán terribles las consecuencias. 

-Valga decir que los sobres deben ser abiertos en privado y no se debe revelar su contenido a nadie, pues entonces se podría descubrir al vampiro por simple eliminación. Ya sólo queda disfrutar y devanarse los sesos durante toda la noche en busca del Vampiro. Cuidado con quien os encontráis a solas, podríais acabar con la marca del vampiro. (:P).
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Éste juego tan interesante le proporciona emoción a una velada, ya veréis como nadie quiere quedarse a solas con nadie y la adrenalina estará por las nubes, sobre todo conforme vayan apareciendo más pegatinas rojas en los invitados ^^. 

2 comentarios:

  1. que buena idea *O*, me encanta el juego y no lo conocía, creo que sería perfecto para mi tea party ideal vampiril :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo si te soy sincera ahora mismo no recuerdo de dónde lo saqué, pero me encanta :3

      Eliminar

Deja aquí tu comentario