"Las gordas son muy agradecidas en la cama..."

Tal cual xD, creo que ésta frase si no es de lo que más se escucha últimamente poco le falta; evidentemente la visibilización de modelos con cuerpos fuera del estándar tiene bastante que ver en ello y ahora la actitud va pasando por las fases "¿Qué demonios hace ésa modelando?" a "Bueno, al menos tiene buenas tetas" y "Las gordas son muy agradecidas en la cama".

Personalmente, me parece una postura muy patética xD y los hombres que se dejan guiar por ésta actitud más todavía, van a usar a una persona, a hacer todo lo que deseen con ella sin sentir remordimientos porque ¡Eh! es una gorda, le están haciendo un favor.

Ante todo, vayamos por partes y creo que lo primero y fundamental a tener en cuenta es que no se puede generalizar estar gorda o canija no te hace ni una fiera ni una mojigata en la cama; la líbido depende de muchísimos factores, no sólo relacionados con la percepción del entorno social, si no también con la de uno mismo y diversos factores hormonales, además de otras muchas variables.

En segundo lugar, tal vez sea cierto, tal vez las gordas somos unas máquinas del sexo pero creo que ésto tiene una explicación muy sencilla, y que no sólo se puede aplicar a las personas que tienen más masa de la ideal encima.
Desde prácticamente una infancia muy temprana se nos juzga en sociedad; el ambiente educativo, cuya función es enseñarnos conocimientos y también a movernos en grupo, descarta todo aquello que se sale de la norma, incluyendo la sexualidad individual cuando llega el momento de que ésta se desarrolle. Y ahora vamos al quid de la cuestión porque si te sales de lo que la sociedad de consumo dice que es una tía buena, estás catalogada de por vida y esto me puede afectar tan válidamente a mí con 6 o 7 kilos por encima de mi peso, como a una chica que por muy delgada que esté tenga poco pecho.

Cuando entras dentro de lo socialmente aceptado como atractivo el ego se ve contínuamente reforzado por estímulos externos, con lo cual el individuo nunca tiene que estimularlo por sí mismo, cosa que sí ocurre en "los descartados"; cuando alguien no recibe ningún refuerzo positivo con respecto a, en éste caso, su apariencia el refuerzo debe provenir de otra parte, y sucede a menudo que es uno mismo el que debe luchar y autoimponer su ego por encima de lo que está aceptado. En caso contrario, supone la infelicidad del individuo intentando contínuamente encajar en el molde para recibir ese estímulo, sabiendo que nunca va a encajar y convirtiéndose en un círculo vicioso*. O como a mí me gusta llamarlo la selva moderna xD, se puede morir en sentido figurado por falta de aceptación del grupo.

En tal caso sí, probablemente las gordas (y tod@s los demás que no encajan) seamos más activos sexualmente, pero desde luego no tiene nada que ver con agradecer un poco de atención. Tiene que ver con nuestro potencial, con nuestro ego y con nuestros santos cojones que hemos forjado para que nada ni nadie nos diga que no somos aptos, que no podemos disfrutar porque nuestro cuerpo no está hecho para el consumo heteropatriarcal.

Así que la próxima vez que folles con una gorda (sí, estoy pensando en vosotros machitos prepotentes, ésos que les dais mala reputación al género) ten muy en cuenta que no eres tú el que se la beneficia es ella la que te permite disfrutar de todo lo que tenga que ofrecer.

Por lo demás, sigo pensando que el físico de una persona no es un condicionador de nada, ni en el terreno sexual ni en otros ámbitos; y que deberíamos dejar de ser tan estúpidos como especie. Venimos en millones de formas, tamaños, colores, ideas y conceptos tan diversos que me parece lamentable establecer sólo uno de ellos como lo adecuado y descartar todo lo demás.

Y ya por último un alegato en defensa del buen sexo, entre quien sea y como sea, éso no tiene la menor importancia, lo importante: Que sea siempre consentido por todas las partes y sobre todo ¡Que sea divertido! Si no eres capaz de dar una buena carcajada en la cama, algo anda mal.

*Que conste que éste es sólo mi punto de vista y que hay quien pueda encontrar la felicidad así, intentando encajar, y también quien ante el rechazo no salga fortalecido si no todo lo contrario.

6 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo, desde aqui estoy aplaudiendote :)

    ResponderEliminar
  2. aaaahh que sandez tan grandiosa que digan algo así!! esos machirulos y sus razonamientos de broma D:. Estoy super de acuerdo contigo, que buen texto :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! la verdad tal vez me pasé de vehemente pero me da profundo coraje que algo que en principio no tiene nada que ver con los hombres lo conviertan en un producto para ellos

      Eliminar
  3. Me quedo con esto y creo que debería grabarselo a fuego a mucha gente en el cerebro.
    "En tal caso sí, probablemente las gordas (y tod@s los demás que no encajan) seamos más activos sexualmente, pero desde luego no tiene nada que ver con agradecer un poco de atención. Tiene que ver con nuestro potencial, con nuestro ego y con nuestros santos cojones que hemos forjado para que nada ni nadie nos diga que no somos aptos, que no podemos disfrutar porque nuestro cuerpo no está hecho para el consumo heteropatriarcal."

    Y a la hora del sexo, pues dependerá más de la persona en sí que de su físico :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo jess, además de que otros factores también influyen, por ejemplo si te crías en un entorno liberal o conservador, pero sobre todo a lo que me refería era a eso, que no es que las gordas por estar gordas sean mejores, si no que las personas que no encajan tienden a desarrollar su propia autoestima y un pensamiento alternativo que rompe en éste caso con la moral católica que tenemos en nuestra cultura :)

      Eliminar

Deja aquí tu comentario