Hacer un buen handmade

En el lolita el handmade muchas veces está estigmatizado como algo de poca calidad o mal hecho, aunque es evidente que no tiene porque ser así; el handmade es tanto aquello que hacemos los que no tenemos muchos recursos como algo que puede llegar a costar mucho más que un vestido de marca y englobarlo todo en el mismo saco me parece injusto.

Ahora bien, normalmente los que estamos en el primer caso (pocos recursos) y además si se le suma poca experiencia es probable que lo que hagamos, al menos al principio, no nos quede ni por asomo tan bien como lo pensamos, por eso quería compartir una serie de detalles en los que me he fijado a lo largo de éstos años para hacer handmade lo más profesional posible.

A mí aún me queda bastante camino que recorrer en ése sentido pero conforme voy aprendiendo cosas nuevas las intento aplicar a las nuevas cosas que voy haciendo, no os desesperéis que todo es cuestión de tiempo y práctica.

  1. La elección de materiales: Y no me refiero sólo a lo típico que vomitamos todas las lolitas "telas con base de algodón, que no tengan mucho brillo blah blah blah" la elección del material tiene que ir acorde al diseño; más de una vez me ha pasado que he pensado un vestido, y me habría quedado muy bien en la realidad de no ser porque las telas tenían demasiado cuerpo o por el contrario eran muy "lacias" y se quedaban sin forma. Piensa bien lo que quieres, mira y re-mira todos los vestidos similares a tu idea aunque sean sólo en fotos y sobre todo TOCA las telas antes de comprarlas. A la hora de elegir encajes, pasacintas, pasamanería etc por muy bonitas que sean no todas van a encajar en la temática del vestido, por ejemplo si la tela tiene flores uno con cruces no pegaría mucho, no? hay que ser coherente (por supuesto siempre al gusto de cada uno)
    Os hago partícipes de una de mis primeras desgracias costuriles para que veais las fatídicas consecuencias de no elegir bien los materiales

  2. Construcción: Pongamos que no tenemos mucha idea de patronaje, en mis tiempos mozos cuando quería hacer un vestido hacía todo el cuerpo con la medida del contorno de pecho, y luego lo ajustaba al ponerle el shirring, poniendo el elástico más corto en las partes de la cintura para que se encogiera más; claro que ésto fué antes de descubrir ésta maravilla de vídeo así que ve a por el vestido que mejor te quede y sácale el patrón. Ahora que ya está resuelta ésa parte recuerda que EL VESTIDO ES PARA TÍ; si tienes que hacer la trasera de la falda más larga o ancha para que no se quede corta o "con el culo aplastao" hazlo. Te tiene que quedar bien a tí, a nadie más. El secreto para los autodidactas es probar, ¿coges con alfileres? pruebas, ¿que haces una pinza en el pecho? lo pruebas, y así una y otra vez hasta que te quede fetén. De todas formas yo recomiendo siempre poner shirring en la espalda ya que hace que se ajuste mejor y no haya inconvenientes al subir o bajar de peso.
    Ejemplo gráfico de "culo aplastao" xD

  3. Remates: Hay cosas que sólo te enteras de que existen con el tiempo, como que hay que hacer dobladillos, no dejar las telas deshilachadas, etc. Para mí uno de los mayores descubrimientos ha sido el remallar las piezas. Yo normalmente lo hago antes de juntarlas, es decir, cada pieza por separado (cuando ya estoy segura de que ésa es la forma y tamaño que tienen que tener). No todos tenemos una remalladora en casa así que os dejo éste vídeo que vaya si ha costado encontrarlo, así es como remallo con la máquina de coser (minuto 1:34). Como bien indica en el vídeo es muy importante ir planchando conforme se va cosiendo, ya que si no los hilos estarán tensos. En general resumiría el punto diciendo que las prendas deben verse bien tanto por fuera como por dentro.

  4. Detalles: Un volante fruncido está bien, un volante fruncido con una puntilla fina sobre la costura está de lujo. Los detalles dan la vida, y cosas tan sencillas como éstas pueden elevar de categoría; tiras bordadas (mis favoritas), pasacintas colocados en los lugares estratégicos; sólo hay que fijarse en los vestidos de marca, la cantidad de detalles superpuestos que tienen es lo que los diferencia y hace que los veamos como algo de calidad. Y es tan sencillo como por ejemplo darle una puntadita por detrás a cada parte de un lazo para que no se quede mustio.
    Meta vital: El armario handmade que parece comprado (Shi's wardrobe post 2015)

  5. ¡Presta atención!: Si estás pensando en otras cosas, cansado o lo que sea ¡no cosas! por no estar a lo que debía muchas veces he tenido que deshacer todo el trabajo de un par de horas; he cosido pasamanerías al revés, partes donde no iban y todo tipo de locuras xD. Cuando llegas al punto que estás deseando acabar y lo haces todo rápido, stop, paras antes y listo; si te enfadas con la máquina y vas a coser a malas, para. Piensa que si coses así es muy probable que al final no sólo hayas perdido el tiempo si no que encima lo vas a tener que repetir todo.
Sobre todo echadle paciencia, no os desesperéis si las cosas no os salen a la primera, mirad y remirad vestidos que se parezcan a la idea que tenéis, o inspiráos en fuentes históricas. Si podéis probar antes las cosas en otra tela o compar más cantidad de la justa hacedlo; y si estáis dudando entre uno u otro encaje, cinta o cualquier cosa lleváos la prenda a la mercería y probadlo allí directamente aunque sea sólo superpuesto. Y sobre todo: Paciencia xD.

6 comentarios:

  1. Me ha encantado esta entrada y me han parecido unos consejos geniales :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que así más gente se anime a intentarlo :P

      Eliminar
  2. que buena entrada!!! cuando yo era más joven me hacía a veces handmade, pero ahora ya no tengo tiempo, y además me salía un poco horrendo a mi parecer. Así que prefiero pagarle el handmade antes mencionado a alguien más, y la verdad es que ha sido una experiencia magnífica :3
    saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo admiro mucho a las personas que hacen las cosas con calidad suficiente para venderlas, eso para mí ya es otro nivel *.*

      Eliminar
  3. Hacer cosas a mano es un constante aprendizaje, y cuando piensas que ya más o menos te safas descubres que llevas haciendo algo mal toda tu vida XDD. Me ha pasado XD

    Yo cuando no tenía remalladora lo que hacía era pasarle un zig zag para que no se deshilachase, no queda tan profesional pero hace el servicio. Hoy en día incluso algunas máquinas te dejan hacer un pseudo remallado con una doble aguja ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sabes bien xDD mi asignatura pendiente son las mangas, que se supone que sé hacerlas pero la cago siempre xD, y el zigzag de la máquina viene muy apañao, voy a tener que hacerme con una de esas máquinas modernas que dices, qué pasada

      Eliminar

Deja aquí tu comentario